Científicos argentinos lograron reinsertar en su hábitat natural a un grupo de ranas en peligro de extinción

Un equipo de investigadores del Museo de La Plata logró la primera liberación exitosa de Ranitas de Valcheta nacidas en un laboratorio equipado para la conservación de anfibios en peligro de extinción.

"Se trata de un avance científico de enorme impacto, ya que estos pequeños anfibios tienen hoy el triste privilegio de ocupar los primeros puestos en la lista de especies próximas a desaparecer", afirmaron los directores del proyecto, Jorge Williams y Federico Kacoliris.

La liberación se produjo en la localidad de Chipauquil (provincia de Río Negro), en un pequeño tramo del arroyo Valcheta, el cual precisamente da nombre a esta singular especie que habita únicamente en esa zona.

Además de los responsables de la iniciativa y representantes de organismos gubernamentales y ambientalistas, también estuvieron presentes maestros y alumnos de la Escuela Hogar Nº 76 de Chipauquil. “Cada uno de los estudiantes apadrinó y puso nombre a cada ranita antes de liberarla, y dado que cada animal posee una marca individual especial, el monitoreo a futuro permitirá informar sobre el crecimiento y el estado de salud de cada ejemplar”, explicó el Kacoliris.

La supervivencia de las Ranitas de Valcheta está amenazada debido a la destrucción de su hábitat y la introducción de animales exóticos. Actualmente se encuentra entre las 8 especies catalogadas como “En Peligro” por la Lista Roja Nacional y como una de las 3 únicas especies que pertenecen a la categoría de “Críticamente Amenazada” de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“El programa de reintroducción de la Ranita de Valcheta es el primero de su tipo en el país y se llevó a cabo siguiendo estrictos protocolos encuadrados en una disciplina científica de reciente creación, conocida como Biología de la Reintroducción”, agregó Williams.


Recuperar especies en peligro

Este proyecto se inició el año pasado, cuando se creó en el Anexo del Museo de La Plata un laboratorio para el estudio reproductivo de anfibios, donde justamente se logró establecer una colonia de supervivencia de la Ranita del Valcheta.

“El objetivo de este centro es el de lograr la reproducción de la especie para contar con un grupo de individuos que permitan planear un programa de reintroducción, en sitios donde las ranas desaparecieron por disturbios en el hábitat”, destacó Kacoliris, cuya investigación contó con el apoyo de Fundación Azara, Arca de los Anfibios (AArK), el CONICET y de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro.

En el laboratorio, por otro lado, también se está estudiando el desarrollo de los renacuajos durante su metamorfosis. Estos resultados, destacó Kacoliris, “abren una posibilidad concreta para el restablecimiento de sub-poblaciones de esta especie que desaparecieron de su hábitat natural”.

En la actualidad, Argentina cuenta con distintos programas de conservación de anfibios en el área, como son la “Iniciativa Meseta Salvaje” y “CURURU: Programa para la Conservación y Rescate de Anfibios Argentinos”, que interactúan entre sí para impulsar la recuperación de ecosistemas y especies en peligro.

Fuente: Universidad Nacional de la Plata / Foro Ambiental (04.05.17)

Volver Atras