La gran plaga de Caracas: los autos

“Nuestro combustible es el más barato del mundo”, afirma el activista Cheo Carvajal. Detrás de él, miles de autos se mueven en masa, bocinazos, smog, una marea gigante de acero y ruedas, los motociclistas no registran los semáforos, andar en bicicleta será pronto una utopía, apenas existe lugar para el peatón en las veredas angostas de las calles de Caracas.   

Cheo Carvajal es el impulsor de la plataforma ciudadana Peatones Activos, una iniciativa que busca recuperar esos espacios que no son respetados o que el peatón ha perdido, en manos de una ciudad que ha sido invadida por las ruedas, entre otras razones, debido al ridículo precio de la gasolina. Ronda el 0,01 dólares el litro.  

Pero viajemos en el tiempo hacia la década del 50. En Venezuela se vive el primer boom del petróleo. Todo es lujo y pujanza y crecimiento. La gente quiere tener su auto. Lo ven en las películas. Tener auto significa avanzar, pero también crecer social y económicamente. Se construyen enormes autovías; las ciudades son adaptadas pensando primero en los automóviles, y después en los peatones.
Nada de esto cambió en la actualidad.

En los últimos años, en Caracas, se desarrollaron políticas para la renovación y ampliación de autopistas. Es una ecuación un tanto compleja, ya que al aumento de la capacidad de los caminos, aumenta la cantidad de autos, y por ende, la polución.  

La OMS (Organización Mundial de la Salud) señala en su Informe Mundial sobre Seguridad Vial 2015, que el 22% de los fallecidos en las calles fueron peatones: 275.000 de un total de 1.250.000 que murieron por accidentes de tráfico. Desde Peatones Activos, aseguran que no existen datos concretos sobre los siniestros viales en su país, pero alertan que es muy posible que se encuentren por encima de esas estadísticas globales.  

Según la Sotravial (Sociedad Venezolana de Ingenieros de Transporte y Vialidad) Caracas, que ocupa el 1% del territorio nacional, concentra el 37,5% del parque automotor de toda Venezuela. “De cuatro millones de vehículos que hay en nuestro país, solamente en la capital, tenemos 1,5 millones, a los que se suman todos los días 200.000 provenientes de otras ciudades que vienen por trabajo”, cuenta la presidenta de Sotravial, Celia Herrera. Casi 1 auto cada 2 personas, ya que la población actual de Caracas es de poco más de 3,9 millones, según los datos del Instituto Nacional de Estadística de Venezuela (INE) de 2015.

Peatones Activos para recuperar lo perdido  

“Lo que buscamos es recuperar el espacio público para los ciudadanos. Que sirvan como lugares de encuentro. Buscamos tener una ciudad para las personas, y no para los autos; donde haya sistemas de transporte público integrados, en la que la peatonalidad y la bicicleta vuelvan a tener el espacio que perdieron hace años”, cuenta Carvajal.

Cuando se creó Peatones Activos, hace más de cuatro años, fue una continuidad del proyecto Caracas a Pie: En esta asociación, estaban incluidas también las plataformas Ser Urbano y Una Sampablera por Caracas.

El nombre que eligieron para esta ONG no es un nombre al azar. Los peatones son caminantes, gente que quiere volver a ganar la calle y las veredas. Lo hacen a través de acciones de concientización ciudadana, pero a veces esta tarea no sirve, no alcanza y hay que ir a la acción, a los hechos, a lo que se conoce como “ganar la calle”. La Masa Crítica Peatonal es un ejemplo de ello; una acción muy reconocida que vienen realizando en las calles, donde un grupo de más o menos treinta personas, realizan recorridos por lugares que no se encuentran en orden y pintan letreros sobre el asfalto, pero también dibujan sendas peatonales donde no hay y debería haber.

La organización también realiza actividades junto a los niños. “Más Ciudad Para los Niños” es el nombre de una caminata por las calles de la capital venezolana, con chicos de entre 3 y 12 años, que van acompañados por sus padres o tutores. Se colocan columpios y hamacas donde debería existir un parque, se colocan carteles con mensajes y hasta se señala y se pone en evidencia a los autos que se encuentran estacionados sobre las veredas. “La idea es llamar la atención, aunque también concientizar a los más chicos, que son el futuro de la sociedad”, dicen desde Peatones Activos.


Una semana para los peatones

La Semana del Peatón se realiza desde el 2013, cuando se juntan la “Masa Crítica Peatonal” y “Más Ciudad para los Niños”, dos actividades que se realizaban por separado. La edición 2016 estaba prevista para octubre del año pasado. “La hemos tenido que posponer para principios del 2017, porque en octubre coincidía con la recolección de firmas para el referendo revocatorio contra el presidente. Al final, se suspendió la recolección de firmas y estamos tratando organizar una nueva Semana para lo sucesivo”.

La acción siempre incluye caminatas medioambientales para observar la variedad de árboles presente en Caracas, pero también los peligros y agresiones a los que están expuestos, ya que desde hace un tiempo, se tala para ampliar autopistas y disponer de más lugares para estacionar. También se realizan desde picnics urbanos hasta presentaciones para conocer los derechos de los peatones o encuentros con dirigentes políticos.  


Caminar juntos

No se trata de colores ni de banderas. Se trata de personas. Esa es la idea que defienden desde la plataforma de Peatones Activos, ya que a pesar de la dificultad del presente, son conscientes de que para obtener una mejoría que dure en el tiempo, tienen que lograr una incidencia en las políticas, y es por eso que apuestan por una estrategia a 20 años, más allá de un color político.  

Hace dos años, se logró sentar en la misma mesa a representantes de la alcaldía del área metropolitana junto con los intendentes de todos los municipios de Caracas.

Cheo Carvajal dice que lo que buscan es “que el peatón sea respetado y pueda tener aceras anchas, con rampas para que la gente tenga por dónde pasar… Eso nada de nada tiene que ver con que las personas sean de la oposición o apoyen a Maduro. Debe ser un objetivo de todos poder llegar a ponernos de acuerdo”.

Este año, van a intentar volver a juntar a todos los políticos para proponerles acciones concretas. Puntualmente van a mostrarles y a exigirles, dónde hay que hacer nuevos pasos a nivel, para que los peatones no tengan que bajar de la calzada para cruzar, sino que sean los autos los que deban disminuir la velocidad.

Porque para la gente de Peatones Activos, no se trata de bandos políticos; o sí se trata de eso, pero también de unirse y de caminar juntos, yendo hacia el futuro y buscando la integración.

Fuente: El País / Foro Ambiental (27.02.17)

Volver Atras