Nueva York agrega luces láser a sus bicicletas públicas para reducir los accidentes de tránsito

En 2013, Citi Bike –el sistema de bicicletas públicas– comenzó a funcionar en Nueva York. Desde ese momento, lo que empezó con 6000 bicicletas y 300 estaciones, alcanzó en la actualidad un total de 600 estaciones y más de 10.000 bicicletas en 55 vecindarios de la ciudad. Según los registros, más de 24 millones de viajes se realizaron mediante este transporte en casi cuatro años de actividad.

Sin embargo, los neoyorquinos aún no lo ven como un sistema realmente apropiado. De acuerdo a un reciente estudio liderado por Penn Schoen Berland y comisionado por Transportation Alternatives –cuya misión es promover el ciclismo, el andar y el transporte público– se constató que un 71% de los ciudadanos quieren expandir el programa de bicicletas públicas a lo largo de toda la ciudad. A pesar de haberse expandido, Citi Bike hoy operan solo en las partes oeste de Brooklyn y Queens, Manhattan y Jersey City. 

Además del deseo de incorporar más bicicletas en la ciudad, Nueva York ya mostró mucho interés por la seguridad de los usuarios que usan el sistema Citi Bike. No solo existe una web donde se alerta de los automovilistas que bloquean los carriles de bici sino que, conjuntamente con Blaze –un estudio creativo de diseño y tecnología londinense– se implementó el programa “Estrategia de visión cero”, con el fin de terminar con las muertes de ciclistas por accidentes de tráfico.

Este novedoso sistema de luces láser, diseñado por Blaze (y denominado “Blaze Laserlight”), proporciona a los “pedaleantes” un nuevo complemento de seguridad con la proyección sobre el asfalto de un icono verde, que anticipa unos 6 metros el paso de las bicis. De esta manera, tanto ciclistas, peatones y otros conductores de vehículos motorizados estarán alertados de la presencia de bicicletas en las intersecciones, callejones, costados de los vehículos y puntos ciegos.

De Londres a Nueva York

El primer antecedente del uso de este mecanismo se dio en el 2015, cuando fue probado en la capital inglesa. En esa oportunidad, Transport for London (TfL) quiso incorporar “Blaze Laserlight” en su sistema de bicicletas públicas “Santander London Cycle Hire” administradas por Serco.

Gracias al estudio realizado posteriormente, se constató que con este tipo de luz láser, los ciclistas son 96,2% más visibles para los conductores de autobuses durante la noche, cuando un 72,4% lo es solo con luces LED. Ante los automovilistas también mejoró la visibilidad pasando de un 56% con las luces LED a un 66% con las láser.

A raíz del impacto positivo de esta implementación en la capital de Inglaterra, Nueva York anunció la incorporación de las luces Blaze a principios de 2017 como prueba piloto en 250 bicicletas de Citi Bike.

La incorporación de la luz láser, que no es obligatoria ya que los ciclistas tienen permitido optar por otros dispositivos (como la tecnología LED de 300 lúmenes), cuenta con un costo aproximado de 150 dólares.

 

Beneficios láser

Tal como Blaze lo anuncia en su sitio web, la proyección de “Laserlight” no solo mejora la la visibilidad de los ciclistas, además se incluyen otras capacidades específicas para este tipo de sistemas públicos como el seguimiento de uso, distancia recorrida, niveles de contaminación o análisis de datos.

Los especialistas consideran que más que una proyección, el “Laserlight” es una nueva plataforma tecnológica que puede dar muy buenos resultados y mejorar la movilidad y seguridad en las ciudades.

Por fuera del “Blaze Laserlight”, otras ciudades también han implementado diferentes sistemas tecnológicos para prevenir accidentes viales. Los pasos de peatones inteligentes, la incorporación de paneles solares en las marquesinas de los autobuses, luces LED en los semáforos o la incorporación de rutas basadas en experiencias y cultura, aisladas del tráfico urbano, son algunos de los ejemplos más destacados.

 

Blaze en acción VER VIDEO

Fuente: El País (16.03.17)

Volver Atras