Suspendieron la actividad en la mina de Veladero

El ministro de Minería, Alberto Hensel, fue el encargado de comunicar esta mañana lo que ya era un secreto a voces: la suspensión temporaria de la actividad en la mina Veladero, donde el martes a la tarde había tenido lugar un nuevo derrame, el cuarto en menos de un año y medio. Poco después, el juez Pablo Oritja dio lugar a una medida cautelar para que se frenen los trabajos en el valle de lixiviación.

“Sobre la base de lo investigado por la secretaría de Gestión Ambiental, el gobernador (Sergio Uñac) evaluó en la tarde de ayer la decisión de suspender el proceso en el valle de lixiviación de Veladero. Cada vez que haya un hecho de esta naturaleza mientras no se resuelva la falla no hay posibilidad de que siga la actividad”, informó en conferencia de prensa Hensel, quien adelantó que “la empresa tiene la obligación de mantener los puestos de trabajo” y precisó que se tomaron muestras de agua y de suelo en el marco de la investigación que busca determinar este nuevo “incidente”. Hensel no precisó cuál sería el monto de la multa a la multinacional canadiense.

Por su parte, el gobernador Uñac expresó que “la empresa Barrick viene haciendo una operación cuestionada por todos los incidentes que se han venido produciendo. No sé si puede deberse a falta de inversión, pero algo está fallando y no se puede seguir manteniendo en vilo a los sanjuaninos”.

Las declaraciones del mandatario –y el anuncio del cese del funcionamiento de Veladero– buscan dar una respuesta al malestar creciente en la población respecto a los continuos episodios de este tipo. En el día de ayer, el abogado José Oscar Torres, el concejal Alfredo Morales y la Asamblea Jáchal No Se Toca, presentaron ante la Justicia una denuncia penal contra Barrick Gold y solicitaron, como medida cautelar, el cierre de la mina, el cese de los procesos de lixiviación y la dotación de agua potable para las poblaciones afectadas.

“Acabo de hablar con el juez, que dispuso las medidas cautelares que solicitamos, y la más importante es que suspenden los procesos de lixiviación, es decir que se paralizan los trabajos mineros, hasta tanto no se evacuen los informes que solicita. Es importante la resolución que ha tomado el juez”, expresó Torres, quien agregó que “es inaceptable, todas estas situaciones que se producen cada seis, siete meses. Nosotros sabemos cuál es el problema: el sistema hidráulico o el sistema de lixiviación está colapsado, por lo tanto tiene que ser objeto de una verificación técnica urgente. Desde 2004 está operando la mina, no tiene el mantenimiento debido y por eso cada dos por tres se produce un derrame”.

Desde la Asamblea Jáchal No Se Toca, que en la noche de ayer realizó una vigilia frente al palacio municipal exigiendo la renuncia del intendente Miguel Vega, no se mostraron conformes con la suspensión de la actividad por parte del Gobierno:

“Nos parecen medidas insuficientes para semejantes delitos, los cuales están contemplados en el artículo 264 inciso ‘E’ del Código Minero: ‘Clausura temporal, la que será progresiva en los casos de reincidencia. En caso de tres infracciones graves se procederá al cierre definitivo del establecimiento’. Entonces, estamos ante un gobierno, que no se rige según las leyes estipuladas, que va en contra del cuidado del medio ambiente”.

Fuente: Foro Ambiental / Diario de Cuyo (30.03.17)

 

Volver Atras