Se inaugura en Chile el primer edificio de América Latina hecho con materiales reciclados

Asentado como uno de los países de la región que más invierte e innova en política ambiental, Chile volvió a sorprender con nuevo lanzamiento estelar. En esta oportunidad, a través de la Universidad de Santiago inauguró el edificio “Recicla”, el primer recinto de toda América Latina hecho íntegramente con materiales recuperados.

“Además de ser el primer edificio con estas características de la región, también se puede decir que es el la universidad más económica que se construyó en Chile”, manifestó el decano de la Facultad de Economía y Finanzas de la Universidad de Santiago, Jorge Friedman, durante ceremonia de inauguración.

El nuevo edificio educativo -presentado durante el 14 de marzo pasado- tiene un diseño cúbico con dos bloques ámplios y ocupa un total de 740 metros cuadrados. Su construcción -que duró un año y costó más de un millón de dólares- se constituyó a través de materiales reciclados provenientes de contenedores marítimos, acero reutilizable, maderas de estructuras en demolición y árboles trasplantados.

“Es significativo disminuir los residuos que generamos, ya que es muy importante para el país. Estamos convencidos de que es un ahorro energético y un ahorro de materias primas, además de que la iniciativa promueve una disminución en los impactos ambientales que se generan”, celebró el ministro nacional de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Mientras los edificios construidos integramente con materiales reciclados es una tendencia cada vez más grande en Europa y Norteamérica, “Recicla” recién es el primero en Latinoamérica con estas características. “Creemos que este edificio es un muy buen ejemplo de que hay muchos residuos que pueden volver a usarse como en procesos industriales y en la construcción”, destacó Badenier.

“El proyecto nace por una urgencia de la universidad de tener mayor infraestructura, en un tiempo acotado. Partimos reciclando un suelo no utilizable ya que estamos sobre el paso ferroviario, por lo que elegimos una arquitectura liviana con ciertas virtudes tecnológicas”, explicó Iván Jiménez, el arquitecto a cargo de la obra. A su vez, aclaró que “tanto el cristal de termo paneles y todas las maderas que se utilizaron en pisos son recicladas de antiguas casa de Santiago”.

Además de “Recicla”, la Universidad de Santiago cuenta con otros dos proyectos de edificios sustentables en desarrollo. Al respecto, el ministro Badenier expresó que “es una clara muestra del rol público que deben cumplir las instituciones en la promoción y prácticas sustentables y responsables con el futuro de nuestro planeta”.

 

 

Un país en crecimiento

En los últimos años, Chile fortaleció un alto perfil en la expansión de políticas sostenibles y el uso de fuentes renovables. Según el último informe elaborado por la compañía Bloomberg New Energy Finance (BNEF), es el país de Latinoamérica que más invierten en energía eólica, solar, biomasa, geotérmica e hidroeléctrica.

Además del edificio “Recicla”, Chile cuenta con otros records considerables. Durante el mes pasado, recibió la donación de tierras privadas más grande de la historia para ser conservadas como parque natural. Además, recientemente puso a operar la primera planta geotérmica de Sudamérica en el Desierto de Atacama y está ultimando los detalles para la inauguración del parque fotovoltaico más grande de América Latina (un emprendimiento llevado a cabo por la filial de Google Chile).

Como si fuera poco, la organización estadounidense Iniciativa de Adaptación Global de la Universidad de Notre Dame nombró a Chile en el puesto 30 de los países del mundo más preparados para combatir el cambio climático. Con esa ubicación, hoy es el mejor posicionado entre los países latinos para contrarrestar la pérdida de especies, el masivo derretimiento de los glaciares o la proliferación de los gases de efecto invernadero.

Fuente: Foro Ambiental (13.04.17)

Volver Atras